Mi vida antes de la maternidad

Todavía recuerdo la dichosa frase que todo el mundo me decía cuando les contaba que estaba embarazada… – Prepárate por que en cuanto nazca el bebe cambiará tu vida para siempre!!-.

Desde pequeña siempre he tenido muy claro como quería que fuese mi vida cuando fuese mayor (o eso creía). Quería casarme joven, tener hijos joven, comprarme una casa, tener un buen trabajo el cual me diese una buena estabilidad económica… y así fue.

Me casé con 22 años con el que ha sido mi pareja desde los 13 años. Ese mismo año nos compramos una casa y tenia un buen trabajo. Según nos casamos, empezamos a intentar quedarnos embarazados, pero tardamos año y medio en conseguirlo!!

Mi vida hasta ese momento tampoco había sido muy interesante, trabajaba, salíamos y entrabamos cuando queríamos, pocos viajes, etc. Sinceramente no entendía por que la gente decía que mi vida iba a cambiar una vez naciese mi hijo, ya que, la vida que llevaba podía complementarse perfectamente con nuestro hijo.

Tuve un embarazo muy bueno sin apenas síntomas. Todo era maravilloso, mi marido estaba pendiente de mi, mi familia también, mi bebe estaba perfecto…Qué podría cambiar??

cropped-dulce-espera.jpg

Tres semanas antes de su fecha, tuvieron que provocarme el parto debido a una complicación en el embarazo. Estaba muy nerviosa, pues por fin llegó el día que tanto estaba esperando.

Pase 19 horas de parto interminables (algún día haré un post sobre el parto) hasta que por fin, pude ver su carita.

Os puedo decir que ese día empecé a creer en el amor a primera vista, pues en cuanto le vi me enamoré locamente de él. Era tan pequeño, tan indefenso, olía tan bien… Supe que lo amaría el resto de mi vida como nunca había amado a nadie antes y me pregunte,        -¿Quién le da la vida a quién?-.

Ese día entendí el significado que empezaba a tener aquella dichosa frase – Prepárate por que en cuanto nazca el bebe cambiará tu vida para siempre!!-.

Los días posteriores eran de adaptación a la nueva vida en familia. Recuerdo el primer día que llegamos a casa los 3. Nos tumbamos en la cama y llorando le pregunte a mi marido…¿Y ahora que hay que hacer?¿seré capaz de hacerlo bien?… Recuerdo perfectamente a mi matrona decirnos en las clases de preparación al parto, -Los bebes no vienen a este mundo con un libro de instrucciones, ellos vienen con sus propios planes. ¡¡¡Ay Mar, que razón tenias!!!.

Iban pasando los días, los meses y empezaron las complicaciones, pues nuestra vida había cambiado pero nosotros no íbamos al mismo ritmo.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s